El secretario general de AOMA Olavarría, Alejandro José Santillán, brindó en una entrevista cómo se está trabajando en las distintas ramas del sector, los problemas que están apareciendo y las posibles soluciones, todo en medio de una crisis que se ha agudizado debido a la pandemia por el coronavirus. Pero la actualidad en cal y piedra, en cemento, en los encuadres de empleados, las paritarias, etc., son temas que abordó en una charla a fondo con Primera Info.

¿Alejandro, cómo está el sector minero en este momento?

Hoy en la industria, puntualmente en la actividad minera, hay un abanico de variantes. La industria de la cal, con las pequeñas pymes que tenemos, con toda esta crisis no hemos tenido bajas en ningún puesto de trabajo lo que es menor. No solamente en la cal sino en toda la industria minera no lamentamos ese tipo de pérdidas. Hoy la cal no está en las mismas condiciones, ya que vemos que en las obras viales terminan utilizando cales de otros lugares por lo que está más rezagada, así que estamos evaluando desde Minería como para encontrar una solución a este tema, que haya alguna paridad con la cal de otro lugar. Porque termina siendo residuo para otros lugares, pero sirve para lo que es vial. En la industria de la cal, las tres pymes que tenemos en Olavarría están vendiendo en volúmenes aceptables. No estamos hablando de récord, pero sí con un equilibrio más allá de que algunos empresarios han sido más visionarios e implementaron otro producto como el filler, que tiene una demanda durante todo el año. Se usa más con el caucho, en las membranas, con medicamentos, con alimento balanceado, por lo que es un producto más versátil que no está sujeto sólo a la construcción.

¿Cuál es el sector que más te preocupa?

En la piedra, con los nuevos actores que tenemos y con la caída que se registra al no haber obras, es el lugar más crítico que tenemos. Si bien tampoco tuvimos que lamentar pérdidas de puestos de trabajo, los compañeros están con un salario reducido. Vemos que en estos últimos meses la situación ha mejorado un poco, pero tampoco hay que dejar pasar por alto la ayuda que está dando el Estado, ya que las empresas reciben el ATP y ha ayudado muchísimo al sector. Por otro lado, los acuerdos a los que se ha llegado con la organización sindical de alguna manera las empresas de cal y piedra por varios meses no vienen aportando los compromisos que tienen que es dinero por artículo, que es lo que nosotros luego en el Sindicato lo transformamos en ayuda para medicamentos, dar kits escolares y becas, por lo que económicamente para el sindicato esa merma ha sido muy dura ya que la recaudación cayó casi un 60 por ciento en algunos meses. Aun así se ha tratado de mantener la mayor cantidad de beneficios. Y con ayuda a través del gremio y de los trabajadores, renunciando a una parte del salario, más el ATP hay algunos empresarios que pareciera que son insaciables. Entendemos la situación del sector pero parece que algunos se acuerdan de los trabajadores para asociarnos en las pérdidas, ya que cuando han tenido buena demanda parece que aquí no ha pasado nada y que se lo merecen porque fueron ellos los que hicieron la inversión.

¿Y en la rama del cemento?

En cemento, si bien no estamos en récords se está vendiendo en volúmenes más que aceptables. En las diferentes cementeras se ve una gran cantidad de transportistas y se está despachando muchísimo cemento. La situación de la pandemia nos ha forzado a cambiar ciclos de trabajo, donde también vemos que los trabajadores son los que están tirando del carro ya que tuvimos que modificar nuestros ciclos para encontrar un equilibrio, con una rotación para evitar al máximo el peligro del coronavirus. Se trabaja en grupos para no cruzar a toda la gente, para cuidarla. Aun así tuvimos muchos casos sospechosos y tuvimos que lamentar que algún compañero haya tenido Covid en una cantera, donde los protocolos se han activado de manera que no se llegó a un contagio en rebaño que es lo que se trata de evitar. Igualmente, con el cemento esperaremos a que las grandes multinacionales se sienten a una mesa con nuestros paritarios y que realmente -ya que lloraron durante mucho tiempo porque las cosas no andaban bien- ahora no pueden ocultar lo bien que están, esperamos que nuestros compañeros tengan una paritaria acorde a este buen momento. Con cal y piedra faltan tramos para discutir, así que estamos a la expectativa para ver si de Provincia se está manejando algún tipo de obra vial y esperamos ansiosos que Nación empiece a hacer obra pública para que cuando tengamos las paritarias nos podamos sentar a hablar con una situación más clara. Hoy lo que nos preocupa es no saber qué va a pasar mañana y se hace difícil a los paritarios discutir el tema de salarios.

Se está discutiendo paritarias, pero en cemento se está trabajando bien y además tienen la ayuda de ATP de modo que los empresarios tienen un colchón para afrontar ese aumento salarial…

Nos sorprendió que algunas empresas que prestan servicios a las cementeras recibieran el ATP, porque entendemos que ese sector no la está pasando tan mal ya que los volúmenes se siguen manteniendo y mejoran inclusive. Estamos en un pico bueno de producción, con buen despacho y buena demanda. Se ven los camiones afuera de la fábrica esperando el turno para entrar y cargar, no se terminan de cargar todos y quedan para el otro día, y algunas empresas recibieron el ATP. También nos encontramos con empresas que por tema de documentación o porque hicieron reparto de dividendos no reciben el beneficio del ATP, pero son las menos. La ayuda está muy buena cuando se ayuda a empresas que realmente la están pasando mal. Repito, hoy las canteras se mueven de a poco y quedan canteras grandes cuyos dueños se hacen los zonzos. Estuvimos renegando con el tema transporte ya que hay empresas que no lo quisieron poner y pretenden que los trabajadores lleguen por sus propios medios, o un viático que deja mucho que desear para aquellos que ponen su vehículo, pero creemos que -en un 90 o 95 por ciento- van a estar trabajando con normalidad; quedan algunas rezagadas solamente. Nuestra industria, tanto en cal como en cemento, está en valores aceptables. La piedra, al tener gran cantidad de actores nuevos -y espero que se interprete bien lo que digo- por lo que la torta se va a tener que cortar entre más empresarios, y eso hace que la Cámara no pueda fijar todavía un valor de tonelada. No es menos cierto que están teniendo una competencia desleal con ciertos yacimientos que no tienen la gente encuadrada en el convenio que corresponde, por lo que prefieren un convenio más económico para el empresario, por lo que se está trabajando en esto con Minería y también con el Ministerio de Trabajo para solucionar lo que es el encuadre.

¿Dónde falta solucionar problemas de encuadre de personal?

Tampoco quiero pasar por alto lo que dijimos el primer día cuando pusimos un pie en AOMA Olavarría, y es el mamarracho que tiene la empresa L´Amalí 1. Creo que nos faltaría tener empleados del correo encuadrados ahí adentro, porque la verdad que hay una gran diversidad de gremios que no tienen nada que ver con la actividad principal. Obviamente, buscan convenios afines a estos grupos empresarios que les permiten engrosar los bolsillos o sus cuentas bancarias, sin importarles que los trabajadores tengan salarios dignos. De alguna manera nos encuentra enfrentados con otras organizaciones. Pero espero que L´Amalí 2 haga las cosas bien, aunque tengo poca esperanza, ya que estamos pidiendo reuniones para que esos trabajadores estén encuadrados como corresponde. Si no tendremos que hacer las denuncias para encuadrarlos. Con la otra multinacional, que es Cementos Avellaneda, hemos visto un incremento y ampliación de sectores productivos, y los vemos interesados cuando tienen un problema, pero cuando los trabajadores están pidiendo que mejore el sueldo o que mejoren condiciones laborales parece que no tienen el mismo apuro. Hoy estamos dispuestos a sentarnos a hablar con todas las empresas, siempre y cuando éstas corrijan esas inquietudes que tienen los compañeros.

¿Cuando hablás de esos yacimientos que tienen distintos convenios en sus plantas, de dónde son?

Principalmente L´Amalí 1, que es la campeona mundial de convenios dentro de una misma cementera. Nosotros, como AOMA, tenemos gran parte de responsabilidad en eso, pero entiendo que si Loma Negra no empieza a solucionar eso tendremos que ir primero por la vía administrativa y sino tomaremos carta en el asunto. Cuando el despacho estuvo muy bajo intentamos hablar y ordenar eso, pero hicieron caso omiso. No es algo nuevo. No solamente es un tema entre Loma Negra y AOMA, sino que hay otros actores como el Municipio y Minería. Es que no es lo mismo para Olavarría tener mil trabajadores con salarios buenos que mil trabajadores con salarios de hambre, por lo que eso se tiene que corregir. Esas empresas deben pagar salarios como corresponde. El Intendente está más interesado en comentar que le hackearon la cuenta de whastapp y no tocar temas que nos interesa relacionado con lo laboral de nuestros compañeros. Parece que el Municipio está ajeno a todas estas cosas, porque cuando pasamos por momentos en que las empresas no han podido pagar los sueldos el Impuesto a la Piedra se lo seguían cobrando. Lógicamente, sino se hacen explotaciones no se cobra, ya que sino se explota tampoco se paga, pero el Municipio hizo caso omiso al pedido de una prórroga que pidieron los empresarios. No le dio importancia.

¿La parte más complicada que tuvo el sector durante la pandemia ya pasó?

Sí. Tampoco hay que olvidarse que en noviembre del año pasado ya teníamos algunos yacimientos que estaban con trabajadores en sus casas y cobraban el 80 por ciento del salario; fueron unos meses muy complicados. Realmente hoy los empresarios salen empatados o ganando por poco por estas medidas que se vienen tomando desde el Gobierno nacional, y obviamente desde la organización se decidió darle aire a estas empresas para no tener que lamentar que los compañeros pierdan sus puestos de trabajo. Vemos que esto ya se está revirtiendo y tenemos que llegar a la normalidad. Se está evaluando y se tienen reuniones con las diferentes cámaras para tratar de que nuestros afiliados tengan su salario normal en sectores como cal y piedra, mientras que en cemento no hemos tenido baja salarial.

¿Cómo ves el futuro cercano?

Se viene trabajando muy bien con la Subsecretaría Provincial de Minería, fundamentalmente con su subsecretario Federico Aguilera, quien está trabajando mucho y bien. Y se está siguiendo a aquellos empresarios que por lo general no son de la zona nuestra pero sí hemos detectado que hay yacimientos de la zona de Tandil y en Azul donde vendían con recarga, pero se vienen varios operativos porque eso no sólo le hace mal a la actividad sino que también daña nuestras rutas y cualquier vecino puede llegar a tener un accidente si esas rutas no están en condiciones debido a ese problema. Hay que tener más controles para que esto no pase, y a los empresarios que hacen eso habría que exponerlos ante la comunidad porque también son actos de irresponsabilidad que tienen como objetivo engrosar el bolsillo de esos empresarios pero toman decisiones que pueden perjudicar a cualquiera de nosotros.

(Nota publicada en Primera Info, el lunes 8 de septiembre de 2020).

 

Compartir

Dejar respuesta