Los delegados tuvieron la palabra y dieron su opinión

sobre la actual gestión

 

 

Cristian Vidovi, Fabricio Irigoyemborde, Gabriel Gallo, Mauro Fernández y Raúl Santiago fueron cinco de los delegados que tiene AOMA Olavarría en las distintas empresas que opinaron sobre la actualidad laboral. También opinaron sobre las diferencias entre la gestión anterior y la actual, de la comisión que conduce Alejandro Santillán, y todos coinciden en que los trabajadores mineros ahora están mucho mejor desde hace casi tres años. Esto fue lo que dijo cada uno:

 

Cristian Vidovi: “El Sindicato responde

y entonces los trabajadores confiaron”

Cristian Vidovi (el primero de la derecha) dio a conocer lo que piensa.

 

Cristian Vidovi (35) trabaja en la empresa Producciones Industriales desde hace diez años, más precisamente en todo lo relacionado con la limpieza industrial, prestando servicios en Cementos Avellaneda fundamentalmente, y es uno de los delegados de AOMA, Seccional Olavarría. Y él cuenta así su historia en dicha empresa y también brindó un panorama de su función como delegado y la impresión que tiene de la actual conducción de la entidad sindical minera olavarriense:

“Soy delegado desde 2014, y estoy en el segundo mandato en este cargo. Que me hayan elegido fue una decisión de los compañeros. Nos enteramos que en la empresa había que elegir un delegado y me postularon para que sea yo el que cumpla esa función para representar a AOMA Olavarría. Esta es mi primera experiencia como delegado y es muy buena, tanto en lo sindical como en lo laboral. Los primeros dos años, hasta acomodar todo, fue discutir con los patrones y con los supervisores de la fábrica, con los jefes, porque era todo nuevo. Estaban acostumbrados a hacer lo que querían con la gente, y al haber un Sindicato fuerte y un delegado allí adentro, entonces las cosas fueron cambiando, pero para bien”, comenzó contando Cristian.

“La empresa se fue acostumbrando a esa situación. Si bien los propietarios seguían con su postura, es decir haciendo lo que les parecía, no sabían del respaldo que teníamos los delegados. Y así fueron amoldándose a lo que el delegado y el sindicato les reclamaban para los trabajadores. Uno está para defender y representar a los compañeros, y por algo los compañeros nos eligieron” afirmó Vidovi.

“Somos 28 trabajadores en Producciones Industriales, todos afiliados a AOMA Olavarría, por supuesto. Los compañeros fueron viendo también los cambios que se producían día tras día y también fueron confiando mucho más en el delegado y en el Sindicato. Al principio era todo nuevo y no sabíamos cómo iba a trabajar esta comisión directiva que dirige Alejandro Santillán, porque había muchas promesas durante la campaña y como delegado y compañero de la gente uno quiere ganar y hacer cosas para los compañeros, pero como el Sindicato fue respondiendo entonces los trabajadores confiaron. Antes hacíamos un reclamo al Sindicato, hablo del anterior, y al otro día íbamos a trabajar y nos llamaba el patrón para preguntarnos por qué hacíamos un reclamo. El mismo Sindicato nos mandaba al frente con el patrón. Ahora eso no existe, porque nos apoyan de verdad”, contó Cristian.

“En el cargo me siento bien, cómodo, con el respaldo de los compañeros que son los que eligen a sus representantes, y conforme con la CD del Sindicato porque tengo respaldo absoluto, y cuando tengo una duda puedo hablar con Alejandro (Santillán) o con algún otro dirigente, y los problemas se resuelven rápido, cosa que antes no pasaba. Se llega a un acuerdo entre las partes. Ahora todo es mejor, porque hoy por hoy las cosas que necesitamos en seguridad las tenemos a disposición por parte de la empresa. Entendieron que hay un Sindicato que nos respalda y si trabajamos con seguridad, nos vamos a ahorrar un montón de problemas, ya sea por accidentes, por ejemplo, y eso tampoco ocurría antes, ya que se trabajaba de manera más improvisada; o ibas a pedir un elemento de seguridad y no lo daban, lo negaban. Ahora todo cambió, y para bien, y sigue cambiando para mejor cada día. Estamos trabajando mejor, y respaldados”, terminó contando Cristian Vidovi.

 

Irigoyemborde: “Este es un Sindicato que está

presente y eso le da tranquilidad al trabajador”

Fabricio Irigoyemborde (derecha) explicó las grandes diferencias.

 

Fabricio Irigoyemborde (34) hace siete meses que está trabajando en Euroclean, que se dedica a realizar lo que se llama limpieza industrial y así presta servicios en la empresa Loma Negra, y si bien su antigüedad parece poca, lo que ocurre es que está dentro de los tercerizados que viven de una manera diferente todo lo relacionado con el aspecto laboral. Y él lo cuenta así:

“Hace siete meses que estoy en esta empresa. Lamentablemente somos trabajadores tercerizados y este tipo de trabajo se licita cada dos o cuatro años. Antes estuve trabajando 7 años en Producciones Industriales, luego 2 en Terceriser y desde hace 7 meses en Euroclean. A mí me suena a fraude laboral lo que pasa con la tercerización, porque en el cambio de empresa a empresa se cobra la indemnización, todo bien, pero sin antigüedad, y también disminuyen los días de vacaciones, por lo que los trabajadores se perjudican. Lo bueno es que se sigue teniendo trabajo, pero gracias a esta comisión directiva del sindicato de AOMA, que nos defiende y exige que pasemos todos los trabajadores de una empresa a la otra” comenzó contando Fabricio.

“Ser delegado no me ha complicado laboralmente. Yo siempre era un tipo que reclamaba sin tener el beneficio del fuero gremial, y eso me complicaba de alguna manera porque podía perder el trabajo, corría el riesgo y sufrí persecución laboral en algún momento. Era delegado en Terceriser y ahora lo soy en Euroclean, y quise ser delegado para reclamar libremente los derechos laborales. Se hizo una elección democrática y salí electo. Somos 44 trabajadores, aunque en un momento fuimos 52”, explicó el “Vasco”, aunque aclara que sus orígenes son vasco-francés .

“Al conocer a esta comisión realmente todo cambió, porque tenemos apoyo. Antes no existía esa posibilidad de venir y pedir cosas al Sindicato, o preguntar cómo se puede hacer para una elección, o para ser defendido ante cualquier situación. Y la experiencia como delegado me gusta mucho. Hago lo que me agrada, que es reclamar nuestros derechos. Los compañeros acuden a mí, me preguntan, y se han logrado cosas. Antes eso no existía, no teníamos respaldo, en absoluto”, explicó.

“Ahora hemos logrado tener vestuarios y nos vamos bañados desde el trabajo; hay que remodelar los comedores; ahora pedimos micros con calefacción y eso ya está prácticamente conseguido; la calidad de la ropa ahora es mejor; los puntos de los recibos de sueldo venían mal pagos, pero ahora cambiaron. La calidad de los EPP (elementos de protección personal) ha mejorado y es obligatorio usarlos dentro de la planta. Vamos, reclamamos, y la empresa sabe que tenemos un total respaldo de AOMA. Cualquier cosa que no pueda resolver el delegado, que es la primera opción, tenemos a la dirigencia del Sindicato detrás nuestro porque son de fierro, están al toque. Es un Sindicato muy presente y al trabajador eso le da tranquilidad, porque los dirigentes siempre se dan una vuelta por la fábrica para ver cómo estamos y si necesitamos algo, y eso es importantísimo para el trabajador”, agregó Irigoyemborde.

“Algo que me gustaría comentar es que se cumpla algún día el objetivo de eliminar la tercerización y que se haga el pase de los trabajadores a planta permanente. Ese sería un gran objetivo. Siempre se pelea esta situación, es una lucha contra eso, y de a poco otras empresas han tomado trabajadores en forma efectiva. Pero el deseo máximo es que no exista más eso, es decir la tercerización, y que todos estén en planta permanente”, terminó diciendo Fabricio Irigoyemborde.

 

Gabriel Gallo: “En el conflicto Santillán no nos

abandonó nunca y eso se valoró muchísimo”

Gabriel Gallo (centro) realza el respaldo desde el Sindicato.

 

Gabriel Fabián Gallo (40), “Gallito” para sus compañeros de trabajo, es uno de los delegados de AOMA Olavarría en Cantera Piatti. Es uno de los referentes de sus compañeros de trabajo, gran amigo también del otro delegado, Mauro Fernández, y cuenta los cambios que ha visto desde que ocupa ese cargo con esta nueva comisión de la entidad sindical minera:

“El cambio es notorio de una gestión a la otra. Lo estamos viendo claramente ahora, porque con Alejandro (Santillán) todo cambió un cien por ciento. Fundamentalmente hay que destacar algo, y es que ahora el Sindicato tiene más presencia, nos acompaña a todos los trabajadores, siempre está, y eso tiene un valor impresionante. Tenemos mucha fuerza y se nota. Antes era más ellos que nosotros, pero el Sindicato está presente con mucha fuerza y eso nos da respaldo” comenzó contando Gallo.

“Nos está costando, pero la gente, el trabajador, va cambiando su parecer. Es que la gente tenía un mal pensamiento sobre el gremio, y el trabajo de concientizar y de confiar es día a día. Lo que ocurría es que no confiaba por lo que hizo la gestión anterior, en la que el obrero directamente no participaba y no nos consultaban en absoluto. Pero en AOMA ahora todo es diferente, mucho mejor que antes”, agregó Gabriel.

“Hay apoyo y eso quedó claro muchas veces. Por ejemplo, lo que vivimos en el conflicto que tuvimos con la empresa fue claro: Alejandro (Santillán) estuvo al lado nuestro y dormía en la camioneta, y fueron nueve días así. No se movió del lugar, apoyándonos, él dio el ejemplo de lucha, siempre al pie del cañón. Nunca nos abandonó, porque lo que reclamábamos era totalmente justo, y además uno se apoya cuando el secretario general está al lado. Y a eso lo valoró muchísimo la gente”, agregó Gallito.

“Otra cosa que sentimos es que la empresa nos respeta. Ahora integramos un comité mixto de seguridad, dentro de AOMA, con el gerente y el jefe de personal, y eso está muy bueno. Porque ahora se debate, se analizan las cosas, se habla si hay un accidente. Esto es algo muy bueno, porque se denuncian desde nuestra parte todas las falencias que podemos ver y hacemos que las cosas se hagan, se solucionen. Es que manteniendo el diálogo es positivo, y venimos bien realmente. Tres años atrás esto no existía, pero actualmente tenemos la posibilidad de participar en las decisiones defendiendo el puesto de trabajo y también a un compañero con más fuerza. Eso es invalorable”, terminó diciendo Gabriel Gallo.

 

Mauro Fernández: “En Cantera Piatti, el

Sindicato de AOMA ahora es palabra mayor”

Mauro Fernández (primero de la izquierda), un delegado reconocido.

 

Hace doce años que Mauro Fernández trabaja en Cantera Piatti, donde es “palero”. Viene de familia eso de trabajar allí, ya que su padre y sus hermanos tienen relación con esa empresa porque también han trabajado o trabajan allí. El es delegado de AOMA Olavarría desde hace tres años, cuando asumió la comisión directiva que conduce Alejandro Santillán, y es uno de los referentes.

“Estuve dos años como delegado y luego llegó el momento de renovar, y seguí. Así que hace tres que estoy en este cargo. Al primer mandato lo encaré sin saber absolutamente nada de la función de delegado, es que no se postuló nadie y fui directo. Para el segundo mandato tampoco se postuló nadie, pero la gente confió en mí. Es que antes en Cantera Piatti no había delegados laborales, se manejaban con tres personas que eran miembros de la comisión directiva de AOMA, pero cuando entró como secretario general Alejandro (Santillán), todo cambió” comenzó contando Mauro.

“Antes no se conseguía nada para los trabajadores. Era así, de verdad. Y eso que había tres dirigentes gremiales, pero ahora es diferente. Además, uno ahora ve las cosas de otra manera. Es que antes no teníamos ni siquiera asesoramiento y encima no nos enterábamos de nada de lo que ocurría. Pero la Lista Azul se presentó a las elecciones y a partir de ahí todo se fue modificando, ya que ganó, asumió y el apoyo que pasamos a tener de AOMA fue tremendo. Y durante el conflicto que tuvimos con Cantera Piatti también, lo mismo que desde AOMA central. Hoy la gente se siente respaldada”, agregó.

“En 2011 tuvimos un tema complicado y nos cruzamos entre nosotros mismos, e inclusive nos querían sobornar. No sabíamos cómo actuar, pero eso ahora no pasaría jamás porque todo es distinto, la gente sabe defenderse y la comisión directiva nos respalda. Es que contamos con más información y también mayor capacitación, porque AOMA nos brinda cursos para capacitarnos como delegados, como dirigentes gremiales. Y si algo no sé cómo manejarlo, llamo a los dirigentes a Olavarría y están al lado nuestro enseguida, y tenemos herramientas para manejarnos hay tranquilidad. Por otra parte, en la empresa ahora nos respetan el Convenio Colectivo de Trabajo. Quizá les costó entender, pero fueron cambiando; se generaron puestos convencionales y en realidad lo que queremos es crecer todos. Y también es cierto que en Piatti, el Sindicato de AOMA es palabra mayor”, resaltó.

“Otra cosa buena que hemos conseguido desde AOMA es que nos brindan capacitación en higiene y seguridad, lo cual también está buenísimo. En lo personal soy un agradecido, porque tanto Alejandro como todos los chicos de la comisión directiva se preocupan por enseñarnos, y hoy veo todo de otra manera, sin dudas. Tanto yo como todos los delegados estamos más integrados, participamos, tenemos apoyo y nos respaldan en todo momento, por lo que estamos muy conformes”, terminó diciendo Mauro Fernández.

 

Raúl Santiago: “Tenemos el apoyo de

la Comisión, que es nuestro escudo”

Raúl Santiago (izquierda) dice que ahora «hay interacción».

 

Raúl Santiago es delegado gremial desde hace cuatro años en la empresa Galasur, donde trabaja desde hace 8 años como electricista. “Estuve un año con la comisión directiva anterior y un año con la nueva comisión en mi primer mandato, donde quedé con Ricardo Munz. Y en la siguiente elección quedamos nuevamente los dos, pero en las elecciones de septiembre del año pasado quedé como delegado con Gonzalo Pois” comenzó contando.

Respecto de los cambios entre la comisión directiva de AOMA anterior y la actual, Santiago resaltó que hubo cambios. “Si, por supuesto que hubo y hay diferencias. Ya con el cambio de mando está hecha la diferencia, porque a esta dirigencia ahora la conocen los trabajadores y de la otra no se sabía quién era el secretario general ni el adjunto. Además, nuestros beneficios no eran válidos, no teníamos validez ni derechos como operarios. Acá suspendían, se manejaban a su criterio con el Convenio Colectivo de Trabajo, salvo en algunas cosas como lo básico, como entregar herramientas o la ropa o las cosas para asearse, que son cosas que no se pueden obviar. Y ahora todo ha cambiado, es totalmente distinto, exageradamente todo lo contrario. Tenemos reuniones, fuimos capacitados por AOMA central, tenemos actividad con los otros delegados, y pensar que antes ni nos conocíamos. A los dirigentes anteriores los conocí cuando entregaron el mando y ninguno me saludó porque tampoco me conocían. Ahora hay interacción con los otros delgados y la comisión directiva siempre nos está empujando para que vayamos a la sede y que colaboremos, y eso no existía anteriormente”.

“Dentro de la empresa siempre hay algún inconveniente que solucionar –agregó Raúl-. Hace un tiempo que yo vengo con una movida porque algunos capataces hacen el trabajo de los operarios, porque los mandaban la gente a la calle y se quedaban ellos trabajando en la planta, pero hemos logrado cambiar eso. Ya hicimos una presentación en el Ministerio de Trabajo y la empresa ha tomado conciencia, porque si no se le viene un problema. No es buscar un problema, sino defender el derecho del  trabajador, pero se consigue con el apoyo de la comisión actual, que es nuestro escudo, sino se nos harían difíciles las cosas”.

“Para que el personal tenga la ropa adecuada había que esperar cinco meses, porque se deteriora, y eso se corrigió enseguida. La relación con la empresa y los delegados está bien, es correcta, pero ahora nos reconocen de otra manera porque se dan cuenta que el Sindicato dentro de la empresa somos los delegados. Antes la empresa se manejaba directamente con la comisión, cuando no es así. Pero entendieron que eso también ha cambiado y medianamente, aunque algunas cosas van en contra de su voluntad, hacen lo que corresponde”, señaló con firmeza Santiago.

“En Galasur somos alrededor de 70 afiliados a AOMA y unos pocos que no lo son, porque también estamos tratando el tema del encuadramiento con algunos trabajadores. Con los afiliados hay cercanía, muy buena comunicación, buen trato, me consultan sobre distintos temas, cuando tienen un problema vienen a hablar, y en lo que tengo conocimiento les estoy explicando, en lo que sea ley o convenio. Y si no acudo a la comisión, obviamente, en forma directa, y ahí sabemos que siempre vamos a tener una repuesta”, terminó diciendo Raúl Santiago.

(31 de marzo de 2016)

 

Compartir

Dejar respuesta