Ambas partes volvieron a reunirse el martes último en la ciudad de Tandil

 

El Ministerio de Trabajo dio por finalizado

el conflicto entre AOMA y una cementera

 

 

El sindicato había denunciado «presiones laborales» y también rechazaba el programa de Retorno Progresivo al Trabajo. De la audiencia participó Héctor Laplace, secretario general de AOMA en el nivel nacional.

 

La situación se resolvió durante la conciliación obligatoria.

 

Finalmente, el martes último se llevó a cabo en Tandil la reunión entre representantes de la Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA), el Ministerio de Trabajo de la Nación y la empresa Loma Negra, con el objetivo de buscar soluciones para zanjar las diferencias que fueran denunciadas días atrás por el gremio.

Según trascendió ayer, tras el cónclave la autoridad nacional dio por culminado el conflicto. La protesta gremial se había puesto en marcha a fines de julio, cuando el sindicato denunció «presiones laborales», una acusación que la empresa rechazaría luego.

En la oportunidad, se había estipulado que la empresa cementera debía ofrecer distintas respuesta a esas demandas sindicales, entre los cuales debían ajustarse situaciones de Seguridad e Higiene en la planta de Sierras Bayas; las denuncias de «presión laboral y mal trato» por parte de la firma; y lo relacionado con «el retorno al trabajo de empleados con dolencias físicas antes del alta médica respectiva», difundió el gremio mediante una gacetilla de prensa.

En su planteo, los representantes de Loma Negra informaron que con en la Planta de Sierras Bayas «se llevará a cabo un plan de readecuación de las instalaciones», plan que fuera presentado en el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires, Delegación Regional Tandil. Al mismo tiempo, desde la empresa se hizo saber que «ha resuelto desactivar y/o dejar sin efecto el programa de Retorno Progresivo al Trabajo (PRT), que fuera seriamente cuestionado por AOMA, la medida se puso en funcionamiento a partir del 18 de agosto», se detalla en el parte.

Por último, «y con el fin de restablecer las relaciones entre la compañía minera y el gremio, la empresa resolvió designar a Guillermo Sbardolini como interlocutor de los temas relacionados con los trabajadores y el gremio, quien estará respaldado por Julio Schmale, como soporte de esta operatoria». Según se anticipó, «esta decisión será transitoria hasta tanto se establezca la persona que definitivamente ejercerá este cargo».

De la firma de este acuerdo participaron Héctor Laplace, secretario general de AOMA Central, quien concurrió acompañado por el secretario general de la Seccional Olavarría, Alejandro Santillán, y los dirigentes locales Bruno D’Amico y Emmanuel Enriqué. Por el Ministerio de Trabajo de la Nación asistieron, Jorge Schuster, director regional, y Liliana Ferreyra, delegada regional en Tandil. Por el lado de la empresa estuvieron Marcelo Caniglia, gerente de Recursos Humanos; Carlos Pica, subgerente de Recursos Humanos; Julio Schmale, líder de Recursos Humanos planta Barker; y Marcelo Oreggioni, gerente de Planta Olavarría.

(Nota publicada por Diario EL POPULAR, el viernes 21 de agosto de 2015)

 

Compartir

Dejar respuesta